top of page

Con Quien Trates Contrata ...

y cuanto mejores sean los contratos más fáciles, fluidas y satisfactorias serán nuestros tratos y más felices serán nuestras relaciones.



Daniel Kahneman, Nobel de Economía por su teoría sobre el comportamiento, en su charla TED “El enigma de la experiencia versus de la memoria” nos habla de la felicidad.


Y nos dice que es diferente experimentar la vida y experimentar lo que recordamos como experiencias felices ...


Es algo radicalmente diferente, cuando experimentamos la felicidad estamos en presente y cuando creemos tener una vida feliz, estamos en el pasado, recordando un hecho que ya pasó y que además se tiñe de filtros que nos hacen juzgar la experiencia vivida.


Nos dice en su charla que tenemos dos yos,


1.- el yo que experimenta, que vive en presente, prácticamente no tiene pensamientos tan solo tiene sensaciones y emociones y


2.- por otro lado tenemos el yo discursivo que es el yo que nos cuenta nuestra historia, este no vive en el presente, está en el pasado y nos cuenta nuestros recuerdos o en el futuro y nos cuenta como será nuestra vida.


La idea que aporta Kahneman, nueva, al menos para mi, es que es diferente vivir una vida feliz y el pensar que tenemos una vida feliz.


Cuenta en su charla el ejemplo de una persona que estaba disfrutando de un maravilloso concierto de 20 minutos y al final hubo un ruido horrible y el hombre muy enfadado dijo que ese ruido le había fastidiado todo el concierto. No es cierto, el rato que disfrutó, lo disfrutó, pero su recuerdo es de no haberlo disfrutado porque al final hubo un ruido que le llenó de frustración y enfado y tiñó su experiencia previa


Llegado a este punto yo pensé: si tenemos dos yos, lo mejor será que los dos se pongan de acuerdo. Establecer acuerdos internos y así que nuestra experiencia sea lo más parecida al recuerdo que mi yo discursivo me va a contar.


Esto sería el primer acuerdo conmigo misma, establecer la mejor manera de vivir en el presente … que según Kahneman y si tenéis algún tipo de experiencia en este empeño os habréis dado cuenta.




Una experiencia de presente es cuando estoy enbebida en las sensaciones que me llegan a través de mis cinco sentidos, voy paseando por un parque y siento mis pies como van pisando el suelo, el calcetín dentro de mi zapato en contacto con mi pie desnudo, el pantalón rozando mis piernas, mi estómago, relajado, mi pecho con sensación de hormigueo por el placer de pasear al aire libre, escucho sonidos que me hacen tener una experiencia más plena … en el momento en el que pongo una etiqueta a cualquiera de estas sensaciones, inmediatamente me salgo del presente y ya está funcionando mis patrones y mis ideas preconcebidas, si escucho un sonido y digo es un pájaro, ya me estoy saliendo de la experiencia y estoy teniendo una elaboración mental … y esto es lo que hacemos constantemente, la mente no puede quedarse en la experiencia por mucho rato, y necesita meter su cuña publicitaria.


Que puedo hacer para estar más en el presente y darle menos cabida a mi yo discursivo?

Para mi la respuesta a esta pregunta es: fortaleciendo el músculo de mi atención.

La atención es como un músculo que puede entrenarse y fortalecerse para que esté en donde yo quiero que esté y ponerlo a mi servicio.


La atención puede ser:


1.- Atención Abierta.- Es cuando la atención está receptiva a todos los imputs que me llegan, esto se le llama experiencia mindfulness, si tengo la atención entrenada para que pueda pasar de un imput a otro experimentando cada uno, estaré teniendo un experiencia mindfulness. Esto es la experiencia del parque, estoy abierta a todo lo que me llega por mis sentidos y me doy cuenta cuando entra la cabeza y lo que hago es enfocarme nuevamente en las sensaciones, este ir y venir del yo presente al yo discursivo es lo que hace que mi atención se fortalezca, es la gimnasia que pone a mi atención en forma.

Además mis sentidos se agudizan y son más receptivos


2.- Atención Enfocada.- Estoy atenta a una sola cosa, por ejemplo a la hora de meditar, estoy enfocada en como entra y sale el aire por mi nariz, mi sensibilidad se va agudizando y seré más capaz de recibir sensaciones más sutiles.


3.- Atención Capturada.- Esta es la atención que normalmente está presente en nuestras vidas, es cuando vamos en piloto automático y no estamos atentos a lo que realmente queremos sino que vamos prestando atención a lo que nuestro yo discursivo nos va diciendo.

Por ejemplo cuando conducimos sin darnos cuenta ni por donde hemos ido.


Parece que es igual a la enfocada pero es radicalmente opuesta.

Con los dos primeros tipos de atención, estoy viviendo el presente, estoy en donde yo quiero estar, en la tercera, es la que normalmente utilizamos.

Estamos en el yo discursivo.




Cuanta más capacidad tenga de vivir en el presente menos cabida daré al yo discursivo para que me cuente la historia de mi vida teñida de patrones de conducta, creencias limitantes, juicios y prejuicios.


Cualquier técnica de meditación formal nos ayuda a fortalecer el músculo de la atención enfocada y la practica que llevamos a nuestra vida diaria como estar presente de manera intencionada en las sensaciones físicas que recibimos esto nos ayuda a entrenar y fortalecer el musculo de la atención abierta.


Otro dato interesante que nos cuenta Kahneman en su charla, es que de las cosas que aportan más felicidad en la vida de las personas es compartir momentos con personas con las que nos gusta estar.


Y yo pienso, si mi relación conmigo misma es más experiencial y por lo tanto busco estar atenta y compartir mis experiencias vitales, también busco personas a las que también le guste vivir la experiencia y disfrutar compartiéndola conmigo.


¿Como entra aquí el contrato vital?

Si yo conmigo misma ya he hecho un contrato vital en el que el objeto del contrato es fortalecer mi atención, tanto la abierta como la enfocada, para que mis experiencias sean más enfocadas en el presente, busco que con las personas con las que me gusta relacionarme también pueda establecer este tipo de contratos, vamos a disfrutar de los momentos en los que estemos juntos, suspendiendo juicios que puedan entorpecer nuestra experiencia juntos.


Kahneman dice que es francamente complicado de conseguir vivir en el presente y experimentar la felicidad. Y yo pienso que si somos capaces de entrenar nuestra atención para vivir en el presente y compartir con personas que también tengan esta misma práctica, sería francamente sencillo. Estando bien atentos a cuando estamos experimentando o cuando entra en acción el yo discursivo que nos llena de juicios, prejuicios, nos lleva a vivencias pasadas y a espejismos … este yo discursivo nos lleva a repetir comportamientos que no nos ayudan con la experiencia de la felicidad.


Por esto te vuelvo a recordar que CON QUIEN TRATES CONTRATA y el mejor contrato es vive la experiencia del momento y compártela con las personas con las que te gusta estar y te aportan experiencias enriquecedoras que te llevan a vivir la vida feliz.


 



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


Die Kommentarfunktion wurde abgeschaltet.
bottom of page