top of page

La importancia del feedback

Actualizado: 20 dic 2022



Para dar un buen FEDBACK o retroalimentación, es necesario:


1.- la actitud de la persona que va a dar el feedbak,

2.- conocer a quien le vamos a dar el feedback y saber su nivel de autoestima

3.- el tipo de lenguaje que utilizamos, saber hablar en distintos tipos de lenguaje de mayor a menor dificultad emocional dependiendo de la persona que sea el receptor.

4.- El lenguaje que se utiliza:

5.- El juicio: El emisor emite un juicio que puede disparar la carga emocional del receptor.


Ejemplos:

¿Quién ha sido el idiota que ha hecho esto?, o cuando decimos

“eres mala persona”, “eres mal profesional …” estamos entrando en el área de su identificación, del ser.


En este caso puede ocurrir que el receptor acepte el juicio y pero lo que va a ocurrir es que se pone por debajo en la relación y se va a generar dependencia y pero también va a generar rabia contenida, entrará en rumia mental y no escuchará lo que le decimos. Esto hará que no nos atienda y sobre esa persona estará en actitud defensiva. Lo que estamos consiguiendo es justamente lo contrario a lo que se pretende con el feedback.


6.- La opinión. - Algo menos cargado de energía emocional, está la opinión, la evaluación. Todos tenemos una opinión una preferencia, lo que para mi está bien o mal, y no tiene por que ser bueno o malo. Lo que buscamos es la aprobación de nuestra opinión para conseguir la razón y ser aprobados



Como regla, cuando se da feedback, lo que se busca es “R que R”, lo que significa es “no quiero tener razón lo que quiero es un resultado”


Ejemplos:

  • “Últimamente llegas tarde y los que llegan tarde demuestran poco compromiso”, Esta frase es una opinión,

otra cosa es decir:

  • “llegas a las 9 y veinte todos los días cuando acordamos que llegarías a las 9.” Esto es un hecho. Aquí no hay nada que discutir, el acuerdo estaba claro y se le da feedback para que lo cumpla.


El feedback que se da ha de ser constructivo, describe el hecho sin mi valoración sobre el hecho. Lenguaje ha de ser descriptivo, sin evaluación sin adjetivos.


En el feedback además del lenguaje descriptivo, puedo hablar de mi sentimiento.


Por ejemplo:

“Cuando tú llegas tarde todos los días, yo me siento triste pues pienso que no te intereso, pienso que no te gusta estar conmigo.




La descripción se consigue desde la neutralidad emocional. Lo que se consigue es el desapego, no me engancho al asunto, lo que quiero es dar un feedback que sea constructivo doy información de utilidad para que sea de su consideración.


¿Qué problema puede plantearse en el mundo de la empresa? Pues que el feedback se utiliza para dar la evaluación. La evaluación esté muy teñida de opinión.


En el mundo de la opinión, hay cosas que me parecen mal y he aprendido que si acepto cosas que no me gustan parece que quiere decir que las estoy aprobando.

Esto realmente no es así, tan solo se trata de “un truco mental”.


El que yo acepte algo no significa que lo apruebe


Para poder dar un feedback constructivo lo que necesito es estar en paz, neutral. Para poder estar en paz y lo que necesito es aceptar lo que hay y no puedo cambiar, aunque no lo apruebe, aunque no me guste. Lo acepto pues es lo que hay.


Como conclusión: Para generar la actitud apropiada para dar un buen feedback hemos de tener esa paz de aceptar las cosas, aunque no las aprobemos. Así podremos utilizar el lenguaje descriptivo que ayudará a que la persona entienda lo que le estamos diciendo y tenga la posibilidad de hacer los cambios que le proponemos.


 

ESPAÑA

Paseo de Recoletos 5

Madrid, 28004 España


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page